Claves para sacarle el máximo jugo a tu campaña de email marketing

Claves para sacarle el máximo jugo a tu campaña de email marketing

Es probable que pienses que en esta época de gloria de Instagram y Facebook, el mail es algo del pasado al que no hay que prestarle tanta atención. ¿Es así?

En ese caso, estarías equivocado. El marketing a través del mail sigue siendo el rey del marketing digital.

Pero, ojo, esto no significa que ahora podés tirar la chancleta y empezar a mandar mails a lo loco sin fijarte en nada más.

Existen varios aspectos a tener en cuenta para que tu campaña de email marketing sea exitosa, y, por suerte para vos, te los vamos a contar en este artículo.

Lo primero de todo: timing

Lo más común es que al pensar en mejorar el nivel de apertura de los mailings se recurra a cambiar cosas como el asunto, el nombre o la imagen, por ejemplo.

¡Alto ahí! La clave puede ser mucho más sencilla: ¿estás enviando tu email marketing  a la hora correcta?

Para responder esto, tenés que pensar a quién está dirigido tu mensaje.

¿Quién es? ¿Qué hace? ¿A qué se dedica? ¿A qué hora del día es más probable que le preste atención a tu mail?

Personalizá el asunto del mail

Este es un aspecto clave en el momento en que la persona se decide a a) abrir el mail b) ignorarlo.

Si tiene su nombre y lo interpela con una pregunta interesante, es probable que la persona no se resista la curiosidad y haga click.

Hacé una pregunta

Nada nuevo bajo el sol: usar una pregunta como forma de captar la atención es la típica. Pero funciona.

El gerente de marketing de Sales&Orders, Tony Capetola, dio un buen ejemplo de esto:

  • ¡Perdé 5 kilos en una semana!
  • ¿Es posible perder 5 kilos en una semana?

Jugar con un destinatario intrigado es la clave.

Pensá tus palabras

Aunque no lo creas, usar una palabra en vez de otra puede hacer una gran diferencia.

Por supuesto, esto depende siempre de tu público, pero hablarle de “vos” a tu destinatario puede darle la idea de cercanía en este mundo tan dominado por el español neutro y las empresas que parece que hicieran cursos de doblaje antes de escribirte un mensaje.

Apelá a la emoción

Cuando tratamos con personas, la emoción es un elemento clave de nuestro discurso. Chocolate por la noticia.

Esto es tan importante que hasta existe una herramienta online para descubrir cuán emocional es el asunto de tu mail. Se trata del el Analizador de titulares de valor de marketing emocional del Advanced Marketing Institute.

Descubrilo acá.

Sé millenial: usá emojis

Aunque se sigue debatiendo si está bien o mal usar emojis en mails profesionales, la realidad es clara: los emojis aumentan las probabilidades de que tu destinatario abra el mail.

¿La mejor parte? No importa qué emoji uses: estamos ante un “vale todo”.

Los emojis incluso pueden ser parte de tu identidad de marca: cuando una persona ve en su bandeja de entrada determinado emoji, sabe que es un mail tuyo.

Generá una sensación de urgencia

Los mailings que incluyen frases como “último día” o “tenés tiempo hasta mañana” tienen más chances de ser abiertos de inmediato que los que no.

Y, enfrentémoslo: cuando se trata de un mailing, dejarlo para después por lo general significa no abrirlo nunca.

Pero no te pases: usar mucho esta técnica hace que pierda credibilidad.

Reenvía el mail a quienes no lo hayan abierto

Reenviarle a tu destinatario un mail que no abrió suele aumentar el nivel de apertura en un 50%.

En estos casos, es recomendable cambiar el asunto del mail y esperar tres días antes de volver a enviarlo.

Esta técnica puede sonar un poco insoportable, pero un contacto que no abre tus mails no te sirve en nada. Lo mejor que podés hacer es probar distintas formas de que te lea.

Psst. Otro consejo: aprovechá la lista de 18 herramientas web que te van a hacer la vida más fácil.

Sé consistente

No alcanza con tener un asunto buenísimo para que tu campaña sea exitosa: el contenido del mail también tiene que estar a la altura.

Tu mail tiene que aportarle algo al destinatario. Es decir, agregarle valor.

Si siempre mandás, por ejemplo, una campaña de mail con las novedades de tu marca, el destinatario va a saber qué esperar de vos cuando recibe tu mail.

Y esto genera confianza. La confianza de tu suscriptor es lo más importante para aumentar el nivel de apertura de tus mails.

Limpiá tu lista de contactos

Es muy común pensar que cuantos más suscriptores tengas, mejor. ¿Pero a qué costo?

Tu lista de suscriptores puede tener años y es probable que algunos mails ya no estén en funcionamiento, que algunas personas se hayan salido de tu público objetivo o que les estés escribiendo a las personas equivocadas.

Esto puede costarte mucha plata, porque cada mail suma y las plataformas de mailing suelen cobrarte por suscriptor.

Al final, vas a estar pagando por tirar tus mails a la basura.

¿Nuestra recomendación? Revisá tu lista cada dos o tres meses para asegurarte de estar poniendo tu trabajo, tiempo y plata en las personas correctas.

¡Pero no te amargues! Borrar contactos equivale a hacer espacio para contactos nuevos. Entrá a este artículo para conocer cómo aumentar tu base de datos en un 11% en media hora.